A mi Gente Digital


VUELO ETERNO...(*)

Volveré algún día en esos versos que hoy escribo; sin más armas que la palabra; como vuelve el pájaro a su nido, en silencio, sin prisa, con las alas abiertas y dibujando los sueños en garabatos de niños.



Volaré alto y lejos para llegar siempre a destino y que mi mayor meta sea el servicio;
Dejaré que el viento me acune las ramas de ese árbol frondoso que ayer fue semilla, y que sus hojas crujan por las mañana, cuando con mi canto anuncie el alba.

Quiero liberar con mi vuelo a esos pájaros en jaulas; presos de la ignorancia, del miedo, del egoismo, de los relojes, de las excusas de la indiferencia y de los prejuicios;

Quiero dibujar con mi vuelo un sueño nuevo y una ilusión en forma de barrilete; ese barrilete de niño al que nunca se le termina el hilo, si lo ayudamos entre todos con miradas cómplices de amor, que son hilos infinitos de afecto.

En versos llevaré a todos lados la semilla que escasea, me haré amigo del espantapájaros, para regar de manera especial la semilla de la esperanza, del coraje, del compromiso y del amor con que se debe vivir la vida...

En versos he de regresar cuando ya me haya ido; cuando ya me hayan olvidado; cuando en críticas me hayan sepultado...

¿Qué importa si muero mañana?

Si he vivido cada segundo como si fuese el último;
Si he amado y expresado mi amor hasta el último suspiro;
Sí me han amado, me han herido y he perdonado para seguir amando;

¿Qué importa si muero mañana?

Si lo he dado todo cuánto cultivé en el corazón y he regado en besos, caricias y miradas, las flores más bellas;
Si amando fuimos uno todo el tiempo, para cantar en versos nuestro amor, volar lejos de placer y terminar en el silencio de los cuerpos;
Si lo he dicho todo cuanto he querido, si expresé mi amor al mundo, aún herido;

¿Qué importa si muero mañana?

Si cuando estuve a tu lado no me valoraste y hoy en la distancia me llamas;
Si siempre estuve al servicio y fue mío el dolor ajeno;
Si amando crecí, amando viví y amando profundamente la vida he de emprender mi vuelo.

Cuando ya no esté más en este mundo, cuando se seque el árbol que planté y el pasto cubra de olvido mi tumba, he de regresar en versos y el vuelo será eterno.

AUTOR: (*)Yamil Sebastián Canelo

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación