A mi Gente Digital


LOS PERONDISTAS (*)

Viendo y escuchando a tantos personajes haciendo de la labor periodística su peor versión, en función de la mentira y en defensa de los políticos corruptos y sus legados, es que se me acaba de ocurrir el siguiente concepto al que intentaré darle vuelo.



Con el concepto Perondistas me refiero a todas esas personas que con la posibilidad de un micrófono, una pantalla o un medio gráfico, despliegan su “ingenio” y “creatividad” para lo peor, deshonran la verdadera labor del periodismo y se prostituyen a la mejor pauta y soborno.

Muchos pseudos de lo esencial, sin la mínima formación académica o de esfuerzo personal por conocer la historia y contarla honestamente, sin corromperla ni haciendo inferencias ideológicas tanto de un lado como del otro.

Sus ideas se centran en ser oficialista u opositor al gobierno de turno, según sus propios intereses y necesidades...
Venden su vida y su historia, pierden la memoria, se toman licencia en las prácticas de valores y sus identidades pasan a tener precios y relatos que ni ellos mismos comprenden.

Aunque la mentira y el disparate sean de muy corto y de rápido efecto nauseabundo para la sociedad pensante, ellos lo siguen intentando...
No hay labor más repudiable que la que se desarrolla en la mentira, el egoísmo, la desvalorización y la falta de respeto, ética y moral.

Entre todos los males que ha hecho el peronismo; que nombrarlos a todos, nos demandaría unos cuantos años y quizás otra vida, me animo a mencionar sus acciones constantes en los medios masivos de comunicación.

Comprando, vendiendo y robando medios, han sido capaces de crear escuelas perondistas del relato y de la "retórica más efectiva que al pobrerío en su necesidad de atención e ignorancia, le gusta escuchar y leer"
Por supuesto que lo que se dice o se escribe debe estar orientado siempre en función de crear "monstruos" que son la amenaza constante a las clases sociales y culturales de la que forman parte.
Mandan a llamarlos "vende Patria", "oligarca", "cipayos" “gorilas” o "machirulos". Aunque no se comprenda un concepto o simplemente no sean reconocidos en tales significados por la Real Academia Española, hay que repetirlo hasta el hartazgo; eso es la "construcción de opiniones" que pretenden y han pretendido siempre los repudiables perondistas.

Tipos que desprestigian los medios de comunicación e información, que hasta no hace mucho tiempo, tenían el reconocimiento de una sociedad que le abría la puerta de sus hogares; tipos que desprestigian a quienes no piensan como ellos, gracias a Dios y al análisis de la información con los hechos, a la coherencia, a la evaluación de las fuentes, al conocimiento real y respeto por la labor que realizan de manera autónoma y profesional,por encima de la empresa a la que pertenezcan.

Los perondistas sos esos pseudos, infelices, resentidos, ignorantes, tóxicos, y por ende peligrosos, que hacen de su función, la muestra más pobre, fácil, mediocre y funcional a quien les compra el silencio a cambio de una fábula tan carente de credibilidad que se enraíza en el vacío y dependencia de sus propias vidas.
Los perondistas hacen del periodismo su peor versión... Son hombres y mujeres sin identidad y en continua oferta hacia una dádiva mayor.

El peronismo y sus escuelas de transmitir lo que les conviene, cuando les conviene y contra esos "monstruos" que democráticamente, les ganan el poder,ha de usar la mentira en todo su esplendor; la famosa idea maquiavélica de " hacerle creer al pueblo que se gobierna para él, cuando en realidad no se piensa en otra cosa, que en sus propios, egoístas y mezquinos intereses personales.

Miente y cobra, confunde y cobra, insulta, destroza, golpea y cobra; arruina el patrimonio cultural, haz las necesidades en el altar de la Catedral, usa la Bandera Nacional de mantel y cobra; crea enemigos y cobra...

Háblale cortito y con palabras muy sencillas al pobrerío, no vaya a ser que no nos entiendan...
Dile que su futuro será catastrófico si no nos votan...
Invéntales que el "enemigo" viene por ellos y que perderán el plan, la pensión, el subsidio, la beca, el trabajo, los medicamentos, la educación...

Los perondistas son capaces de matar a su propia madre con tal de estar de velorio.
Cuidado con los perondistas, murió el responsable general, murió con él el peronismo, pero siguen sobreviviendo sus artimañas en la delincuencia política argentina.

AUTOR: (*)Yamil Sebastián Canelo
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación