A mi Gente Digital


LOS NIÑOS DEL REINO(*)

Estará el que abortaste cuando eras casi una niña; sabias como cuidarte, pero pudo más la falta de valores, la cobardía y la vergüenza de toda una familia pagando una muerte: Un mes de gestación tirado a la basura.



Estará la que abortaste como venganza, luego de la ruptura amorosa con quien era su padre. Acción cargada de resentimiento, odio y egoísmo encontrados: Dos meses de gestación entre jeringas y algodones en el depósito de residuos patológicos de un hospital.

Estará el que tu novio te obligó a abortar en una falta de responsabilidad y desamor por la vida que los atormentaba. No midieron consecuencias, se unieron complicidades y juntaron todos sus ahorros para matar: Tres meses olvidados en el consultorio de un “médico” que lo que menos hace de su profesión es curar, sanar y salvar la vida.

Estará la niña con la que tus padres tanto se habían ilusionado. La abuela ya había tejido unos escarpines muy bonitos, se los imaginaba en sus piecitos; cuatro meses de gestación en vano por una noche de drogas, alcohol y descontrol...

Estará el que no pudo nacer más allá de tus deseos y de tus ganas enormes de ser madre por primera vez. Era un embarazo de riesgo, debías hacer reposo, no hacer fuerza. Cinco meses de gestación, que la suma de esfuerzos de médicos y enfermeras, no pudieron salvar.

Estará el que perdiste cuando una curandera maldita te llenó la cabeza de basura y no pudiste escapar; no sé qué te habrá dado para tomar, sólo sé que fue muy traumático para vos y toda tus amigos; la ignorancia nos arrebató seis meses de gestación de amor y de esperanza…

Estará el de 7 meses de gestación que no pudo sobrevivir a tus numerosos problemas de salud y secuelas de tanto maltrato físico y psicológico en el que la vida te impidió dar vida, y darla en abundancia.

Hoy en esa clínica en la que intentas sobrevivir, no te dicen nada, pero en tu cuerpo, en tu alma y en tu corazón, sientes un vacío desgarrador que te quita fuerzas segundo a segundo…
El tratamiento de inseminación artificial al que te habías sometido parecía haber dado sus frutos…Una gran inversión con el afán de torcer la historia y ser madre por primera vez…

Muchos años de uso y descarte del cuerpo humano...
Muchos años de descontrol e insulto a la vida…
Muchos años escuchando y haciéndote eco de la ignorancia…
Muchos años decidiendo quien debe morir...
Muchos años formando parte de colectivos vacíos que no llevan a ninguna parte. Esos colectivos que se apoderan de vidas y las condenan a la perpetuidad de una pobreza existencial y falta de amor al prójimo que indigna y causan lástima.

Eran gemelos, no sobrevivieron, cerraron sus ojitos preciosos, elevaron rápidamente sus alas al cielo y fueron a encontrarse con su sangre, a esperarte bajo la atenta mirada del Dios Bueno y Misericordioso; que muchas veces negaste, pero que en su inmenso amor, hoy te abraza, te perdona y te abre las puertas de su Reino.

AUTOR: (*)Yamil Sebastián Canelo 
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación