A mi Gente Digital


HALLOWEEN NO ME DIVIERTE (*)

No me divierte ver a nuestros gurises vestidos de monstruos y brujas; salpicados de pintura colorada y con maquillajes simulando heridas; con máscaras y caretas horrendas; cargando guadañas, hachas y cuchillos; correteando por las calles en esta noche de ausencias.



En esta noche de ausencias, escribo estas líneas con la intención de salvar a nuestros gurises de esas prácticas sin sentido que alguien bastante “grandulón e ignorante” ha incentivado; esas prácticas que no nos pertenecen, que se promocionan en los comercios y que hasta docentes -¿docentes?-, proponen a sus alumnos.

¿Qué lugar ocupan las familias en la vida y prácticas de nuestros gurises?; ¿A dónde iremos a parar como sociedad, si pito que se promociona es pito que compramos?; ¿Cuál es el rol de los docentes y el tratamiento de las instituciones a temas como estos?;¿Diez y media de la noche es horario para que los gurises anden a los gritos por las calles?;¿Dónde hemos extraviados esos valores que ayer nomás formaban parte de nuestra vida y nos hacían tanto bien?;¿Es posible que la televisión, el teléfono celular y cuanto aparato se nos ocurra, formen parte de la principal distracción y dependencia no solo de nuestros gurises, sino de los que se suponen deberían ser referentes válidos para la construcción de ciudadanía?

En estos tiempos en los que la tecnología nos acerca al conocimiento de todo el universo que nos rodea, es necesario buscar información para compartir en familia, en las escuelas y demás instituciones, para no reproducir y alimentar esas prácticas de orígenes macabros, espeluznantes y propias de un contexto y un tiempo determinado, muy triste por cierto.

Es tarea de todos y de cada uno poder informarse y poner sobre la mesa las verdades en las cuales construir, desarrollarse y crecer como sociedad.

Halloween es una hija adoptiva más del mercado y nuestros gurises las víctimas…

Los niños no necesitan representar a brujas, monstruos, duendes o cadáveres para conseguir una golosina; no necesitan corretear por las calles, alertar a los vecinos con sus gritos, asustar y asustarse para ser parte de algo que no conocen, que no merecen y que no les sirve para nada;
Los niños de mi amada argentina no merecen tal exposición a los peligros de la calle, de la noche y de las carencias, a las que familias un tanto distraídas y ausentes, los han expuesto.

Cuidemos a nuestros gurises, compartamos más de nuestras culturas y tradiciones, pongamos sobre la mesa más opciones en valores humanos, para que el fin más buscado en las buenas y en las malas, de día, de noche y todo el tiempo, sea la alegría compartida de ser ciudadanos responsables.

AUTOR:(*) Yamil Sebastián Canelo 
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación