A mi Gente Digital


EN NOMBRE DE LA PATRIA (*)

Querido Padre: Te escribo para contarte cuánto está sufriendo la Patria por obra de un puñado de corruptos y delincuentes; cuanto sufre el pueblo honesto por la falta de valoración con que muchos pagan tus esfuerzos.



Te escribo desde el profundo dolor de la deshonrra, la falta de respeto y de valoración a la que me estan sometiendo; los mismos de siempre; aquellos que no viven, que no se involucran, que no juran amor, fidelidad y prioridad absoluta al bien común de nuestro pueblo.

Demasida gente esperando sin hacer nada por el prójimo, sin jugarse por sus sueños; sin trabajar, sin estudiar...
Ayer se extedian los caminos hacia la libertad y el progreso, hoy hay quienes cortan calles y caminan la vida con las mentes vacias y mucho odio en sus venas.

Parece mentira, pero hoy el Estado debe hacerse hilacha para atender cuestiones que no hace mucho tiempo, se solucionaban con el trabajo, el esfuerzo y la dedicación de cada buen hijo, en las condiciones en las que se encontrara, y ese era el mayor orgullo y grandeza en la que nos superabamos dignamente.

¿Dónde fue el valor de la palabra?; esos padres y abuelos que cerraban contratos con un fuerte apretón de manos.
¿Quiénes fueron los sinverguenzas que distrajeron a nuestros gurises, prometiendoles el oro y el moro, cuanto todos sabemos cuántas máscaras y caretas porta el demonio?
¿Cómo se pudo llegar a tal vacío existencial de creer que hay otras vias más dignas para la dignidad, que no sean por medio del estudio o del trabajo?

Querido Padre, es lamentable pero hay una parte de la sociedad que no ha comprendido casi nada de lo que significa un Estado de Derechos, de leyes, de Normas y Obligaciones.
De la Constitución Nacional, preferiría no contarte, pero es tal la falta de conocimiento que me causa tristeza; es tal el insulto, que me causa asco.

Nuestros símbolos por el piso, a la deriva; los usan de cotillón y hasta los prenden fuego.

Nuestro máximo Emblema; no vas a poder creer, hasta lo usan de mantel para cortar el pan, armar choripanes, apoyar las cajas de vino y pisotear nuestra historia desde la mediocridad y falta de valores impreso en sus banderas.

Las instituciones ante la inseguridad y el peligro permanente; ¿hasta cuando Padre mio?, ¿Llegarán algún día a comprenderme?

Me abrazo a los hombres y mujeres que aún honran tus ideas y alimentan a lo largo y ancho de este hermoso Pais, la fuerza, la lucha, la verdad, la honestidad y el respeto que dejaste grabado en la celeste y blanca que me emociona cada vez que la veo flamear desde los balcones del cielo.

Se extraña tu palabra, tu amor y fidelidad al servicio del pueblo.

Gracias por hacerme posible, por cuidarme, protegerme y hacerme parte de los más bellos tesoros que supimos conseguir.

Con profundo amor.
Tu hija, la Democracia.

AUTOR:(*) Yamil Sebastián Canelo
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación