A mi Gente Digital


ASESINATO LEGAL (*)

El aborto "legal, seguro y gratuito" es la gran derrota de la clase política Argentina; una de las mayores, sino la mayor tragedia de la historia de nuestra República; La mayor tragedia, porque ha de estar siempre en potencial crecimiento y amenaza de la humanidad.



¿Las víctimas?
Personas inocentes a las que se les arrebata el derecho mayor, que es el de la Vida.

¿Los responsables?
Los legisladores de un lado y del otro, los que a la hora de lo peor, siempre han de ponerse de acuerdo.

Si no protegemos la vida desde el momento de la gestación y para siempre, no podemos ser referentes de nada y mucho menos representar los intereses de una sociedad que no los ha elegido para semejante insulto y traición a la vida.

Un legislador ha de matar o dar vida con cada voto que emite y ley que sanciona; con el voto a favor de la despenalización del aborto, ha de matar a los hijos de los hijos de mis hijos y a los de él también.

Cada niño que nace es una Bendición; no me vengan con mentiras y relatos nauseabundos de que se vota a favor de la despenalización para cuidar a las madres pobres, que no han recibido educación sexual o que no cuentan con los medios para prevenir embarazos. Una madre da vida sin importar la condición social, política, económica, religiosa o cultural en la que se encuentre... Lo contrario a una madre es aquella que mantuvo relaciones genitales cuando, como y con quien quiso y quedó embarazada y de buenas a primeras decide abortar, en una actitud plenamente cobarde, irresponsable y de una falta de valores que indigna.

Puedo comprender todo, los miedos, las incertidumbres, las cargas sociales, la falta de condiciones dignas, pero nunca he de comprender la condena a muerte de un inocente que no ha elegido venir al mundo, pero que nadie puede coartar su crecimiento, desarrollo y nacimiento. Nadie es dueño de su derecho a la vida.

Un niño por nacer habita el vientre de una mujer, pero posee plena autonomía de crecimiento y desarrollo, de construcción de bases neurológicas, anatómicas y fisiológicas únicas e irrepetibles...

La lucha en defensa y protección de la vida no termina con una ley de asesinato legal de inocentes.
La lucha en defensa y protección y promoción de la vida no la para nadie porque tenemos el ejército más poderoso que es el del amor al prójimo.

A los ignorantes, resentidos, fanáticos, "madres y abuelas", hijos, sobrinos y socios del demonio; sí a los de los trapos verdes, esos que piden respeto desnudándose en la vía pública; los que hacen sus necesidades en los Altares de las iglesias; los que usan nuestra Bandera Nacional de mantel y nuestros Símbolos Patrios de escupidera; los que hacen de los antivalores, relatos y mentiras su gran bandera y negocio.

A todos los "representantes políticos" que no me representan...

A todos ustedes que insultan la vida y que en una actitud pobre y cobarde, alientan una ley que mata, los he de llamar: Asesinos legales.

Quiero que sepan que las leyes de los hombres son nada ante la Ley de mi Dios Todopoderoso que nunca me abandonará en esta batalla que desde hoy y para siempre les declaro.

La vida por la vida, Dios nos ha de hacer gladiadores de su Milagro.

AUTOR: (*)Yamil Sebastián Canelo
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación