A mi Gente Digital


ALMOHADITA DE PLUMAS (*)

Cuántas veces me he abrazado a ti creyendo que volvía, tratando de prolongar un sueño interrumpido, una ilusión del corazón, una necesidad del alma un tanto en penas...



Cuántas veces me he abrazado a ti con la esperanza de que al otro día fuese tu mirada, tus caricias y un tierno abrazo, el premio a soñar despierto...

Y he llorado por ese encuentro que no pudo ser, por ese tren que no pasó, por ese beso tras las rejas de mis labios que nadie liberó...
Y he llorado por ese poema de amor que no germino, ¿Germinará algún día?, ¿echará raices en otro corazón?, ¿Lo harán propio esos locos que no saben por qué aman, pero aman de verdad?

Almohadita de plumas quedémonos un ratito más en la cama; hoy es domingo, lunes, martes o miércoles; no lo sé, estoy perdiendo la razón en manos del amor...
Almohadita de plumas, testigo silenciosa de mis sueños más profundos... compañia en esas noches largas de nostalgia, en las que algún recuerdo triste es como un puñal desgarrando el alma.

Y me he abrazado a ti por mucho tiempo... y como un niño que ha perdido un juguete, o le han arrebatado la ilusión, la inocencia y la pureza, la vida me ha arrebatado mucho más que todo eso...
Y me he abrazado a ti cuando me han abandonado, cuando los seres fundantes de mi vida partieron en vuelo, y se talaron de raices mis pequeños sueños...
Y me he abrazado a ti cuando la necesidad de un abrazo, de una palabra, de una mirada de confianza y mucho amor, era mi mundo...

Almohadita de plumas, perdóname que hoy te robo una...
Plumita que he de atesorar para en mi misión de rescatar esencias que este mundo ha perdido...
Plumita sumergida en los recuerdos, en los sueños, en el amor, la ternura, la inocencia y la pureza de niño que aún conservo y ofrendo...

Almohadita de pluma hoy me abrazo a ti como tantas veces...
Y fueron lagrimas de tristezas y alegrías, de impotencia, de bronca, de dolor ante la mentira, el desamor y el egoísmo...

Almohadita de plumas que tantas veces te puse un rostro, un nombre, un apellido, una historia, una voz, un aroma, y te abrace fuerte y soñando un beso, solamente un beso, me quedaba dormido...

AUTOR:(*) Yamil Sebastián Canelo
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación