A mi Gente Digital


UNA MUJER DIO MUERTE A SU EX PRENDIENDOLÉ FUEGO EN SU AUTOMOVIL.

La mujer prendió fuego un VW Gol con Eduardo Gómez adentro en la ruta provincial 11, en Bavio. El hombre murió por las quemaduras sufridas luego de que, según la Justicia, su ex lo prendiera fuego.


Astrid Marcela Mendoza tiene 40 años y lleva dos años y 10 meses presa. Fue condenada a paerpetua el 16 de abril pasado porque, para la Justicia, quemó vivo a su ex, Eduardo Gómez (34), adentro de su Volkswagen Gol, cuando iban por la ruta 11, a la altura de la localidad bonaerense de Bavio, en 2015.

Ante esto, sus hijas crearon un grupo de Facebook (Justicia y Libertad para Marcela) y publicaron un video para denunciar un "femicidio judicial" y una "Justicia misógina".

A través de su abogado, Adrián Rodríguez Antinao, plantearon un recurso ante Casación para pedir que se haga un nuevo juicio porque sostienen que el Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de La Plata dictó "un fallo medieval, sin tener en cuenta la perspectiva de género".

La preja se había conocido en 2010, en La Plata y tiempo después se fueron a vivir al pueblo de él, Bavio. Pero la convivencia pronto detonó en discusiones y peleas.

La mujer lo denunció en un juzgado de Magdalena por violencia sexual y económica. Y después radicó dos exposiciones civiles.

Por otra parte, la tía de él, Dora, reveló que Marcela nunca había dejado de amenazarlo para que regresara con ella. Que incluso le había dicho que lo mataría. Y su hermana Gabriela apuntó que la relación siempre había sido conflictiva, pero que tras la separación la mujer había comenzado a enviarle mensajes de texto donde le anunciaba que lo asesinaría.

Un amigo de la infancia también coincide con el relato, explicando que desde su separación, Marcela lo seguía a todos lados para ver qué hacía, con quién andaba y, sobre todo, si tenía una nueva pareja. Según su testimonio, cuando se dio cuenta de que no volvería con ella comenzó a decir lo que pensaba hacerle. "A Eduardo le voy a prender fuego el auto cuando lo vea en la calle", le anunció.

"El 9 de agosto de 2015, él la citó para hablar luego de una escena de celos que le hizo a mi mamá por una foto que subió a Facebook" con otro hombre, contó Florencia, una de las hijas de Marcela.

Ambos se subieron al VW Gol y cuando iban por la ruta provincial 11 sobrevino la tragedia. Las versiones de lo que pasó son contrapuestas. Para la Justicia, la mujer lo quemó vivo tras arrojarle un líquido inflamable. Pero Mendoza insiste en que fue al revés, que las quemaduras en una mano fueron para cubrirse del fuego y que ella sólo atinó a intentar escapar del vehículo en llamas.

Al momento del hecho, un solo testigo pasó por el lugar en moto y se detuvo a asistirlos. El conductor del coche, envuelto en llamas, le gritó varias veces: "Esta hija de puta me quiso prender fuego".

"Hablamos de femicidio judicial... Para decir 'Ni Una Menos' hay que gritar bien fuerte 'justicia y libertad para Marcela'. Esta es la Justicia misógina que responsabiliza a las mujeres y las condena por sufrir violencia de género, por defenderse, sin tener perspectiva de género", se quejó Florencia.

Marylin, otra de las hijas de Marcela, coincidió: "Para decir 'Ni Una Menos' tenemos que hacer justicia por las mujeres que son condenadas por sobrevivir a sus propios femicidios".

El abogado Rodríguez Antinao, en tanto, sostuvo que "lo que pretendía (Gómez) era que volviera con él, pero ella no aceptaba" y remarcó que era "imposible" hacerle frente al hombre, de 120 kilos de peso y 1,90 metros de altura, ya que la mujer pesa solo 55 kilos.

"Es lamentable esta condena, la Justicia ha fallado enormemente, no ha estado a la altura de las circunstancias. Ella está detenida en la Unidad 33 de Los Hornos y tiene conducta 9 o 10", añadió.

Fuente: El Heraldo

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación