A mi Gente Digital


SUPERLIGA. BANFIELD DERROTO A GIMNASIA EN LA PLATA.

Banfield derrotó a Gimnasia y Esgrima La Plata, como visitante, por 2 a 0 en uno de los partidos que abrió la programación de la 19ª fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF).


En el estadio Juan Carmelo Zerillo, el Taladro se impuso este viernes con dos goles convertidos en el segundo tiempo: Darío Cvitanich, de cabeza, abrió la cuenta a los nueve minutos, y Mauricio Sperdutti, cuando se jugaban 37. El Lobo tuvo la chance de ponerse en ventaja a los 37 del primer tiempo con un tiro penal que Mauricio Arboleda le atajó al uruguayo Brahian Alemán. Este resultado dejó a los conducidos por Julio Falcioni con 25 puntos y al Tripero, conducido por Facundo Sava, con 22 unidades.
En el inicio, el dueño de casa asumió el protagonismo, demostrando una vez más ser un equipo intenso, que no da una sola pelota por perdida, aunque las alternativas fueron mutando con el correr de los minutos.

Mayormente parado con una línea de tres para defender, con Oreja, Coronel y Alderete, mientras que Colazo y Bonifacio se paraban bien abiertos en la zona media, el Lobo buscaba copar el círculo central, donde ejercía la presión más fuerte.

Pero en un cuarto de hora, en el juego estaba en el debe y las situaciones no aparecían. Banfield también cortaba circuitos e incomodaba a los gestores Alemán y Pereyra, que no encontraban su lugar en la cancha. Sin sus aportes, Gimnasia no podía expresarse en ataque y carecía de claridad en los últimos metros.

Por su parte el Taladro, sin hacer mucho, se encontró a los 22 minutos con la primera ocasión más clara. Mouche se encargó de un tiro libre en el borde del área e hizo desparramar contra el palo izquierdo a Alexis Martín Arias que se iría volviendo una pieza clave en el Mens Sana.

Tan solo unos minutos después, el local pudo meter su primera pelota filtrada bajo la autoría de Lorenzo Faravelli, y Bonifacio se perdió la apertura del marcador definiendo apenas desviado.

Llegando a la media hora, la visita comenzó a pararse un poco más en campo Tripero y empezó a ser una amenaza a través de las pelotas detenidas, aunque no tenía precisión en las ejecuciones.

Pero más allá de estos arrebatos de los visitantes, a los 37 minutos el Lobo contó con una oportunidad inmejorable para ponerse en ventaja. Porque Pereyra cayó en el área apenas empujado por Rodríguez y Argañaraz pitó penal. Sin embargo, Brahian Alemán no pudo aprovecharlo porque intentó colocar el balón contra el palo derecho y Arboleda le ahogó el grito.

En tanto que el Taladro, envalentonado para la situación, volvió a la carga y casi lastima por partida doble. Primero no llegó a conectar de cabeza Sperdutti en el primer palo y después se lo perdió Cvitanich en un mano a mano en el que Martín Arias le birló la pelota de los pies.

En el complemento, el visitante comenzó a mostrarse más agresivo y antes de llegar al gol mediante Cvitanich, ya había tenido dos chances claras. Primero apareció Civelli, solo, en el área tras un córner y cabeceó de pique al suelo pero el arquero Mens Sana sacó al córner.

Tras cartón, el mismo golero Tripero le sacó un disparo bajo al paranaense Remedi que se metía contra la base del poste derecho. Hasta que en la siguiente jugada, desde ese tiro de esquina, cayó el gol. El Lobo venía sufriendo en la pelota quieta y esta no fue la excepción porque salió lastimado. Cvitanich zafó de la marca de Colazo y de cabeza, la mandó a guardar contra las piolas.

Gimnasia tuvo el empate en los pies de Pereyra, pero Arboleda, de lo mejor de la noche, voló contra su palo derecho, tocó el balón y luego el palo contribuyó con la suerte del visitante.

A los 20 lo empataba el Lobo con una nueva acción de Pereyra que empujaba debajo del arco, pero hubo posición adelantada de Colazo (autor del pase) y el tanto fue correctamente anulado.

El primer intento de Sava para enderezar la historia fue darle cancha a Nicolás Dibble, quien ingresó por Niell de flojo partido, mientras que después probó con el ingreso de Barrales por Bonifacio.

Y el local olfateó la igualdad nuevamente a los 32, pero otra vez Arboleda tapó abajo contra Dibble y después atoró a Barrales para que no logre definir con comodidad, consigna El Día.

Pero esto de volcarse contra el contrario podía terminar mal y así fue. Porque el conjunto del sur bonaerense aprovechó un contragolpe en el que Alderete dio mal el paso adelante y habilitó a Sperdutti para que defina ante Martín Arias y ponga el 2 a 0.

Lo último para destacar fue el debut de Lautaro Chávez, quien saltó al campo por Bolívar y pudo mostrar algo de lo que sabe en un puñado de minutos.

Sin más y después de cuatro minutos de descuento, Argañaraz pitó el final en el Bosque. El Lobo no pudo contra el Taladro y terminó sufriendo un resultado de dos goles en contra, que por lo visto en el desarrollo terminó siendo excesivo. Hasta acá llegó el invicto que traía el equipo jugando en casa, donde no perdía desde el 30 de septiembre cuando fue víctima de Lanús.

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación