A mi Gente Digital


SÚPERLIGA. EL CLÁSICO CORDOBÉS FUE PARA TALLERES.

En el marco de la octava fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, el Mario Alberto Kempes fue testigo de la goleada de Talleres por 3-0 ante Belgrano.


Juan Ramírez, de penal, a los 44 del primer tiempo; y Nahuel Bustos, a los 2 y 4 del complemento, anotaron los tantos del Tallarín, que celebró oficiando como local en un partido que tuvo público de ambas parcialidades. Federico Lértora se fue expulsado en el Pirata cuando transcurrían 38 minutos del segundo tiempo. Talleres llegó así a los 10 puntos y está 13°, mientras que Belgrano sigue 19° con 7 unidades. En la próxima, el Celeste recibirá a Banfield; mientras que los de Juan Vojvoda visitarán a Defensa y Justicia.

El partido comenzó con Belgrano siendo mejor e incisivo en ataque, buscando de forma constante la manera de ponerse en ventaja ante un rival que no le encontraba la vuelta a la táctica dispuesta por Lucas Bernardi.

Es así que pudo generar sus chances el equipo visitante, con buenas intervenciones del ex Patronato Adrián Balboa en ataque, forzando constantemente al error de la defensa del Tallarín, que siempre respondió de manera correcta.

Eso hasta que Talleres se acomodó. Cuando la T supo manejar los hilos del encuentro se empezó a ver las caras más seguido con César Rigamonti, que en más de una oportundiad salvó la valla del Pirata.

Eso hasta que a los 43, un pase filtrado de Gonzalo Maroni llegó a Juan Ramírez, quien encaró hacia el arco, superó a Rigamonti y este le cometió falta, a lo que el árbitro rápidamente reaccionó sancionando penal. La ejecución de Ramírez fue al ángulo y se transformó en el 1-0 con el que se despidió el primer tiempo.

En el reingreso, apenas se estaban acomodando los jugadores cuando Nahuel Bustos tomó la pelota en tres cuartos de cancha y encaró, hasta que encontró espacio y remató de derecha y con la parte externa del pie. Su remate se clavó en el ángulo de Rigamonti, que voló para la foto y para ver el 2-0 del local, que pronto aumentaría nuevamente.

Es que el Celeste acusó la recepción del mazazo que le dio su rival y luego de una serie de rebotes en el área recibió el segundo tanto, cuando Bustos definió cruzado ante la salida de Rigamonti. Ambos tantos ocurridos a los 2 y 4 minutos de la segunda etapa.

De allí en más la pelota fue de Belgrano, que jamás encontró la manera de descontar y, pese a no hacer del todo un mal partido, sufrió un duro golpe en el clásico cordobés y además ingresó en la parte baja de la pelea por los promedios, ya que se encuentra en descenso directo.

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación