A mi Gente Digital


MURIÓ EL ESCRITOR ARGENTINO LEOPOLDO BRIZUELA.

Un día triste para la literatura. El periodista, traductor y escritor argentino Leopoldo Brizuela falleció esta mañana en Buenos Aires.


Leopoldo Brizuela, autor de obras como «Inglaterra. Una fábula» (por la que mereció el premio Clarín de Novela en 1999) y «Lisboa. Un melodrama», falleció hoy a los 55 años.

CRONOLOGÍA

1963 Nace el 8 de junio en la ciudad de La Plata. Su madre, hija de un catalán anarquista, mecánico de barcos, fue maestra y periodista. Su padre, riojano, de padre desconocido y madre mucama, de ascendencia indígena, trabajaba en YPF.
“Mi padre viajó durante muchísimos años en los barcos de YPF que transportaban petróleo entre los yacimientos de la Patagonia y La Plata. Por eso, desde que tengo memoria, nombres como Ushuaia, Comodoro o el Cabo de Hornos me provocan esa emoción que se siente al entrar a un templo –y un barco para mí es un templo mucho más imponente que cualquier iglesia– o al empezar un viaje o una nueva relación amorosa”, contó Leopoldo Brizuela a La voz del interior, Córdoba, jueves 31 de octubre de 2002.

1975 Empieza a escribir a los doce años. “Fue una especie de juego solitario: en un veraneo, una tía había llevado a la playa una novela de Silvina Bullrich; y yo, que nunca había leído una novela “para adultos”, me propuse escribir algo parecido. Escribí un cuento muy largo, y después otro, y ya no paré. Cuando volví a La Plata entré a una librería: de aquella infinita oferta de historias desconocidas escogí la única que me resultaba familiar, el diario de Ana Frank, que conocía por supuesto por la televisión, pero que influyó mucho en mí, no por la historia que ya conocía, sino porque también ella, a los doce años, quería ser una escritora, y como lo analiza Cynthia Ozic, habría sido una escritora extraordinaria.” (Entrevista de Juan Pablo Bertazza, Telam, Cultura, 15 de septiembre de 2014)

1977 Publica sus primeros cuentos en la revista Oeste, por consejo de Gustavo Nielsen.

1978 Comienza a colaborar como periodista en distintos medios gráficos.

1980 Luego de una estadía en Cambridge (Inglaterra), se recibe de Bachiller en el Colegio San Luis, de los Hermanos Maristas, de La Plata (Buenos Aires).

1983 Ingresa a la carrera de Letras en la Universidad Nacional de La Plata, después de cursar dos años de Derecho. Abandona la carrera dos años más tarde.

1984 Comienza estudios de canto con Leda Valladares. Trabajará en colaboración con ella durante cinco años. Comienza a cantar en público, repertorio anónimo, luego música popular en general.

1985 Su primera novela, Tejiendo agua, obtiene el Premio Fortabat de Novela y es publicada por la editorial Emecé.

1986 Reside en el Colegio Mayor Argentino de Madrid.

1987 Se publica, en Buenos Aires, Cantoras, un libro de reportajes a Gerónima Sequeida y Leda Valladares (Torres Agüero Editor).
Comienza a coordinar, en forma particular, talleres de escritura.

1988 Graba una baguala anónima en Grito en el cielo, un proyecto de Leda Valladares del que participan entre otros, los músicos Liliana Herrero, Pedro Aznar, Raúl Carnota y Fito Páez.

1989 Durante el verano, coordina talleres de escritura en la Escuela de la Cárcel de Mujeres de Olmos, Provincia de Buenos Aires.
Empieza a trabajar como traductor de Matilde Horne, primero en colaboración con ella, luego en forma individual. Traduce a Henry James, Flannery O’Connor, Eudora Welty, entre otros.

1990 Coordina, hasta el año 2000, el taller de escritura de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo.

1992 La editorial El Ateneo publica Cantar la vida, un libro de conversaciones con las cantantes Mercedes Sosa, Aimé Painé, Teresa Parodi, Leda Valladares y Gerónima Sequeida. La editorial El Ateneo publica, en Buenos Aires, su libro Cómo se escribe una novela, en colaboración con Edgardo Russo. Al año siguiente, se edita Cómo se escribe un cuento, de su autoría. Ambos volúmenes dan inicio a una serie ideada por el propio Brizuela, titulada El taller del Escritor.

1993 Participa del Congreso Literatura y Compromiso en Mollina, España, junto a más de noventa escritores jóvenes de Latinoamérica y España entre ellos los argentinos, Pablo de Santis, Guillermo Martínez, Marcelo Birmajer y Gustavo Nielsen. Viaja a la Feria del libro de Porto Alegre Brasil, país que empieza a visitar muy regularmente.
Retoma la carrera de Letras en la UNLP.

1995 Aparece, en Buenos Aires, su libro de poemas Fado (editorial La Marca).
Hasta el año 2001, trabaja como docente de la cátedra de Guión Cinematográfico en la Universidad Nacional de La Plata.

1996 Recibe el Primer Premio Edelap de Cuento.

1998 Se publica, en Buenos Aires, su libro Instrucciones secretas (Editorial Colihue).

1999 Recibe el premio Clarín de Novela por Inglaterra. Una fábula.
“Enmarcada por la ensoñación de los visitantes actuales de una isla austral, la novela se despliega con la precisión de una obra de suspenso, la capacidad de sorpresa de un libro de aventuras y la grandeza intelectual de una búsqueda del espíritu. Compleja pero perfectamente legible, tachonada de alusiones y sutilezas, se cumple en su vasto desarrollo con rara eficacia. Escrita con un lenguaje claro y casi siempre subordinado a los intereses del relato, puede leerse en el despliegue de su frondosa anécdota pero también, y sobre todo, como una metáfora capaz de ligar literariamente la esfera de la poesía y el teatro con las polémicas cuestiones de la religión, la política y la antropología”, escribió Guillermo Saavedra en el diario La Nación, Buenos Aires, 16 de febrero del 2000.
“Fundir a Shakespeare con Jack London, Inglaterra con la tierra del Fuego, lo novelesco a lo poético: esta peligrosa apuesta, el escritor argentino Leopoldo Brizuela la ha ganado plenamente. Su primera novela traducida al francés es una obra maestra llena de bríos, un apasionado abrazo al mundo, la lengua y las grandes obras literarias que los inventan. Vasto cuento, novela histórica y odisea en parte real, Inglaterra. Una fábula bucea admirablemente en el corazón de la cultura y de su imperio,” publicó Le Monde, París, en noviembre 2004.

2000 Inglaterra. Una fábula es editada en España (Editorial Alfaguara).
Publica la compilación Historia de un deseo (Editorial Planeta).
“Leopoldo Brizuela aclara en el prólogo de este libro: ‘A diferencia de otras antologías que se proponen incluir sólo autores ‘gays’ o ‘lesbianas’, o más aún, textos que en sí mismos (¿?) sean ‘gay or lesbian’ , hemos adoptado el criterio espontáneo de aquellos antólogos anónimos: incluir cuentos en los que el deseo homosexual aparezca de algún modo, como motor principal de la historia, como dato secundario, como simple telón de fondo, o incluso como raíz oculta de una conducta que el propio texto no califica en términos sexuales’. Hay aquí implicaciones muy claras. Una es que nadie debe confundir la vida personal del autor con los temas que toca, y menos aún identificarlo con sus personajes, aunque en muchos casos aquellos temas tengan que ver con tendencias o preferencias de quien los trata. Otra es la evolución que han tenido en la sociedad las consideraciones sobre el deseo homosexual y su tratamiento en la literatura, desde el ocultamiento y los consiguientes aunque reveladores eufemismos estéticos, hasta la aceptación y la consiguiente exposición sin ambigüedades e, incluso, con crudeza, de situaciones que no hace mucho tiempo habrían sido calificadas de escabrosas”, escribió Eduardo Gudiño Kiefer, en La Nación, el 2 de Agosto de 2000.

2001 Inglaterra. Una fábula es editada en Portugal, por la editorial Temas & Debates. Viaja a Portugal y da un curso sobre Jorge Luis Borges en la universidad Fernando Pessoa, de Oporto.
Se publica, en Buenos Aires, su libro El placer de la cautiva (Temas Grupo Editorial).
“Precedidos por una dedicatoria a Griselda Gambaro y un epígrafe de Dalmiro Sáenz, los materiales con que trabaja El placer de la cautiva invocan además una zona particularmente prolífica de la literatura argentina. En esta novela corta o nouvelle de Leopoldo Brizuela, el desierto pampeano y los fortines de frontera de fines del siglo XIX son los espacios en que la civilización juega sus últimas batallas contra el indio; son por tanto espacios de tensión en los que se confrontan dos mundos. […] Leopoldo Brizuela es un narrador delicadísimo, que dispone los elementos de El placer de la cautiva con la precisión cronométrica que merece la brevedad de una nouvelle. Parejas cuotas de sobriedad, lirismo y humor se distribuyen el tono de una narración en la que toda palabra parece ocupar su justo lugar”, escribió Mariana Amato, en La Nación, agosto de 2001.
Recibe el Premio Municipal Ciudad de Buenos Aires para el bienio 1999-2000 por la novela Inglaterra. Una fábula.
Recibe un subsidio de la Fundación Gulbenkian, de Lisboa, para realizar investigaciones como parte de la preparación para una novela.
Comienza a trabajar como colaborador habitual en los diarios Clarín, La Nación y Página/12.

2002 La Editorial Alfaguara publica su libro de relatos Los que llegamos más lejos.
“Leopoldo Brizuela dijo que leyó, en un viaje en tren a fines de 1995, el horrendo poema El santito Ceferino Namuncurá, de José Luis Castiñeira de Dios, y que cuando llegó a su casa ‘ya era otra persona’. Lo mismo le ocurre al lector de Los que llegamos más lejos, el último libro de Brizuela, al final del maravilloso viaje por sus páginas. Si quisiéramos mantener un equilibrio –aunque invertido– en la adjetivación, deberíamos sustituir horrendo por sobrecogedoramente bello y describir así el efecto que provoca la lectura de estos relatos. (…) Los que llegamos más lejos sorprende con una de las más lúcidas consideraciones de nuestro ser y nuestra historia, contada con una de las prosas más bellas y apasionadas de la literatura argentina actual. Quiénes somos, quienes creímos no ser –mejor quizá, quién no quisimos ser–, qué imaginario de sí supone la construcción de la idea de ‘nación’ y qué queda afuera porque entorpece ese imaginario. (…) Decíamos al principio que al finalizar este libro el lector ya es otra persona. Imposible sustraerse a la potencia de un relato que interpela nuestras desmemorias a fuerza de talento y por prepotencia de convicción, pasión y oficio,” Selma Cohen, La voz del interior, 19 de diciembre de 2002.
Es becario de la Fundación Antorchas de Buenos Aires.
Viaja a Canadá como escritor residente del Banff Center for the Arts, junto a Martín Gambarotta.

2003 Es escritor residente en el International Writing Program de la Universidad de IOWA, Estados Unidos. Viaja por cinco ciudades norteamericanas.

2004 Muere su padre.
Recibe el Premio Konex Diploma al Mérito en la categoría “Cuento: quinquenio 1999-2004”.
Edita y prologa la Narrativa breve completa de Sara Gallardo, para Emecé Editores, Buenos Aires.
Inglaterra. Una fábula es editada en Alemania (Berlín Verlag) y Francia (José Corti).

2005 En junio y septiembre, viaja a Francia. La novela Inglaterra. Una fábula, participa en la terna aspirante al Premio Grinzaine-Cavour “Deux Océans” a la mejor novela traducida al francés que se otorga en el marco del Festival de Biarritz, que finalmente obtiene Chico Buarque.

2010 Da a conocer Lisboa. Un melodrama, un monumental relato editado por Alfaguara cuya escritura le demandó cinco años de trabajo.

“La experiencia de lectura de Lisboa es, ciertamente, excepcional, pero no puede considerársela apacible. Hay un trabajo elevado sobre cada una de las frases; hay imágenes que nada tienen que ver con lo vulgarmente ingenioso y todo, en cambio, con la habilidad para condensar sentidos intensos, vívidos, en frases cuya función es en apariencia trivial. El enorme trabajo de elaboración de la historia y de los personajes salta a la vista, mientras que la elección de los escenarios -el puerto, la estación de trenes, el nightclub Gondarém, la Residencia Argentina- dan a la novela una innegable proyección visual.” (Soledad Quereilhac, La Nación, ADN Cultura, 15 de mayo, 2010).

2012 Recibe el Premio Alfaguara de Novela por Una misma noche.

“Una misma noche es una novela acerca del miedo. El miedo al miedo. El pánico ante el horror, pero también el estremecimiento ante la cobardía, su exploración, y cómo esa cobardía, al salir a flote, ensaya su propia desarticulación y puede reconstruirse en una posible herramienta para ahuyentar fantasmas y comenzar a pensar la realidad desde otro lugar más útil. Novela, además, compleja mas no abigarrada en su propuesta formal. En la que Brizuela echa mano de documentos, material periodístico, fotos, planos, siempre entrecruzada con monólogos interiores, o diversas voces que parecen opinar o aportar sus chismes para conformar un texto que coquetea por momentos con la crónica, sin jamás llegar a serlo; que apela al examen autobiográfico, sin identificarse como tal; que juega a la intriga y al auto-interrogatorio como si se tratase de un policial en el que el delito cometido y la víctima es uno solo: la propia subjetividad. (Gustavo Valle, Suplemento Ñ, Clarín, 11 de julio, 2012).

2013 El 2 de abril, con las trágicas inundaciones que afectaron a la ciudad de La Plata, su casa se inundó y perdió parte de su biblioteca personal.

2014 Recibe el Premio Konex Diploma al Mérito en la categoría Novela, Período 2011-2013.

Forma parte de la delegación argentina que visitó la Feria de Guadalajara, donde Argentina fue invitada de honor.


Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación