A mi Gente Digital


DENUNCIA POR TORTURAS DE LA POLICÍA, EN TRIBUNALES DE GUALEGUAYCHU.

Pese a la gravedad de la denuncia, las actuaciones por parte de Fiscalía e incluso por el Juzgado de Garantías han sido inciertas o cuando menos de dudosa celeridad, no se abordó el tema de manera integral, ni mucho menos profesional y de forma transparente.


La Fiscalía de Gualeguaychú recepcionó el 29 de julio a las 10:56 una denuncia formulada por un vecino contra un funcionario policial por tortura, al expresar que le practicaron en tres oportunidades la técnica conocida como “submarino seco” y que consiste en envolver la cabeza con una bolsa de nylon y no dejarlo respirar.

Solamente la Jefatura Departamental de Policía, al tomar conocimiento por medios periodísticos que existía esta denuncia (no le fue comunicada por la Fiscalía ni por el Juzgado de Garantías) adoptó por sí mismo decisiones preventivas: se ordenó la sustanciación de un sumario administrativo para deslindar responsabilidades de los funcionarios policiales y se decidió que momentáneamente el suboficial denunciado sea separado de la Comisaría Sexta donde cumple servicios y pase a prestarlo en el Comando Radioeléctrico.

En la edición de hoy del diario El Argentino se da cuenta de la denuncia radicada en Fiscalía, donde en el acta consta que “comparece ante este Ministerio Público Fiscal, una persona que ha manifestado su intención de radicar denuncia. Interrogada por sus datos manifiesta ser Julio César Rey”, de 25 años de edad, y referencia el domicilio donde vive.

Esta persona denunció que “el día sábado 27 de julio, siendo aproximadamente las 5:20 me encontraba en una casa del Barrio Quijano, de color rosado, al ver que se acercaba la policía me meto a una habitación, me acuesto en el piso, porque en esa casa no hay nada”.

“En ese momento ingresa el policía Cardozo que es de la Sexta y dice "Acá está" y junto con otro policía que estaba con él, al que no conozco, comenzaron a pegarme de manera brutal”, relató Rey.

“Me pegaron por todos lados, en la cara, en la cabeza, en el oído, en las piernas, creo que hasta un culatazo me dieron en la espalda cerca de la cadera. En un momento Cardozo me puso una bolsa de nylon transparente en la cabeza y me la ajustaba bien a la cara desde atrás y me impedía respirar, cuando veía que me estaba quedando sin aire, me aflojaba. Tres veces hizo ese mismo procedimiento”, relató ante la Fiscalía el denunciante.

“Mientras me pegaban me dijo Cardozo que me salvaba de que me pegaran un tiro porque había otro patrullero afuera. Yo a él lo conozco de la comisaría, de verlo en el barrio en el patrullero, varias veces me levanta y me lleva a identificar, aun cuando no estoy haciendo absolutamente nada”, destacó.

“Es más, una vez iba caminando con mi amigo al que le decimos Tito que vive en el Quijano y a mí me llevaron y a él lo dejaron, me tuvieron cinco días porque dijeron que estaba haciendo disturbios en la calle, todo (es) mentira”, aseveró.

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación