A mi Gente Digital


CRISTIAN FERREIRA, LA NUEVA "JOYA" DE RIVER.

El juvenil enganche viene de ser sensación en los últimos tres partidos de River: ante Newell’s, Alianza Lima y Atlético Tucumán. La historia de otro producto genuino de la cantera riverplatense


Cristian Ferreira se perfilaba para ser titular ante Godoy Cruz, el miércoles 30 de enero. Pero llegó tarde al entrenamiento del día previo y el tirón de orejas de Marcelo Gallardo fue tan grande que ni siquiera lo incluyó en la lista de los que viajaron a Mendoza. El técnico deRiver no necesitó alzar la voz para que el correctivo fuera eficaz: desde entonces, el cordobés de 19 años que desde hace diez días deslumbra a los hinchas del Millonario, hizo siempre bien los deberes. Más: entendió que, sin esfuerzo, profesionalismo máximo y constancia, en el River de Gallardo es imposible triunfar. Y hoy hasta se posicionó como un mediocampista ofensivo capaz de pelearle el puesto incluso a Juan Fernando Quintero, el colombiano que en diciembre se ganó el corazón de la gente del club al anotar el segundo gol en el 3 a 1 ante Boca de la final de la Copa Libertadores en el Santiago Bernabéu.

Apodado Chucky en la intimidad del plantel, Ferreira anotó tres goles en los últimos tres partidos de River. El primero fue en el 4 a 2 ante Newell's, en el que además fue el futbolista más influyente en el marcador, pues tiró el córner para el gol de Lucas Martínez Quarta y además le cometieron el penal que Ignacio Scocco transformó en el cuarto del equipo. Los últimos dos tantos, en condición de visitante, le sirvieron a River para rescatar un valioso empate ante Alianza Lima, en el debut en la Copa Libertadores, y para ganarle a Atlético Tucumán en un choque clave en busca de un lugar en la Libertadores 2020 a través de la Superliga.

En un plantel que se caracteriza por contar con mayoría de futbolistas experimentados, Ferreira tiene en su rostro la frescura de sus 19 años. Nacido en Córdoba, ya lleva más años viviendo en la Capital Federal que en la ciudad donde tiró sus primeras gambetas en las canchitas del club Las Palmas: llegó a River con apenas nueve. Sería el comienzo del enorme esfuerzo que implicó el desarraigo con su familia. Vivió durante muchos años sobre el boulevard Lidoro Quinteros, a menos de 50 metros del Monumental, en una casita donde solían alojarse varios de los pibes llegados a River desde el Interior del país.

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación