A mi Gente Digital


ARRÁNCAME LA VIDA (*)

-Arráncame la vida, me decía. -Hazme tuya, me susurró al oído, un día.



Pude apreciar con los ojos cerrados y en silencio, el aroma exquisito de su piel; y entre todas, descubrí su esencia única e irrepetible...
Pude contemplar su piel tan tersa y suave, sin que mis manos se estremecieran ante tanta belleza.

Abrí el corazón, me desnudé en sentimientos y sólo con mi alma revolotee sobre ti para beber de tu esencia... para celebrar la promesa del encuentro de los mil besos, que ayer nomás había soñado...

No sé cómo, dónde, cuándo y por qué, pero te abrace muy fuerte, te juré fidelidad y amor eterno, aún cuando tus espinas me lastimaban el pecho, sin lograr separarnos ni un instante...

Mis sentidos me volvieron no bastaron para expresar esa belleza de la que me había enamorado... Pero mi corazón me exigía, y me mandaba sin tregua a donde tanto había deseaba. 
Extendiendo mis alas y me dejé llevar, traer y llevar de nuevo a ese instante perfecto en los que desearíamos detener el tiempo... volé a ese de silencio y suspiro que solo logran los que aman, los que sueñan y los que se atreven... instantes especiales en los que la vida nos guiña un ojo, nos acaricia el alma, nos ofrenda un beso y nos dice: - Vamos, este es el momento.

La hice mía una vez y otra vez, y otra vez más para que no quedaran dudas de mi amor y mi absoluta entrega…
Le pedí a Dios detener el tiempo, que me ayude a convertir cada invierno en primavera, o que me inspire a escribirle un poema en letras de amor para que siempre florezca en mi vida.

Amada rosa amarilla, aquí te ofrendo una parte de mi vida en este poema.

AUTOR: (*)Yamil Sebastián Canelo 
E-MAIL: yamilsebastiancanelo@gmail.com

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación