A mi Gente Digital


ARGENTINA SE DESPIDIÓ DE LOS JUEGOS PANAMERICANOS CON UNA MARCA HISTÓRICA.

La delegación nacional consiguió su mejor cosecha en Juegos Panamericanos desarrollados fuera del país y por tercera vez llegó a las tres cifras. Argentina quedó sexto en el medallero.


Diecisiete días de competencia, una constelación de casi 6.900 atletas, muchas más frustraciones que triunfos y, para la memoria, unos cuantos nombres.


Aquí la lista de los que brillaron, fracasaron o darán que hablar en el deporte panamericano tras los Juegos de Lima-2019.



1. Mijaín López, el adiós del gladiador 

El luchador cubano de pesos pesados ya lo había ganado todo.


Tres coronas olímpicas en grecorromana, cinco campeonatos mundiales y cuatro panamericanos. A los 37 años, la mole de músculo de 1,96 metros descendió del Olimpo para despedirse con una quinto título continental.


No le hacía falta, pero López quiso -según contó a la AFP- que los luchadores que están en carrera pudieran "tocar con sus manos a un campeón olímpico". Cortés, no maltrató a ningún rival ni permitió un solo punto en contra. Regresó a las alturas más pesado que antes, con un oro colgado del cuello y una hazaña difícil de imitar: cinco títulos panamericanos consecutivos.



2. Yulimar Rojas, el triple salto es suyo

Yulimar Rojas vino a un duelo y quedó sola en la pista.
Igual, descargó con furia. Saltó 15,11 metros en el triple salto. Oro y récord panamericanos. La venezolana le arrebató la corona a la colombiana Caterine Ibargüen, que había dejado Lima por una lesión y de paso la alfombra extendida a su sucesora en el trono. Veintitrés años, tres títulos mundiales (dos bajo techo), un boleto por confirmar a Tokio-2020 y una advertencia: "aún queda Yulimar Rojas para rato". Palabra de reina.

3. Juan Miguel Echevarría, tras los pasos de Iván Pedroso


Cuatro días antes de cumplir 21 años, el cubano se anticipó a brindar con oro en el salto largo y como si se tratara de las palabras que ofrece el homenajeado frente a sus invitados, avisó: .
Quiero "ser campeón olímpico, medallista mundial y quizás superar la barrera de los nueve metros". Y no estaba ebrio de gloria. Echevarría, que voló 8,27 en Lima, es el fruto más tierno y jugoso de la cosecha del atletismo cubano.


En 2018 se proclamó el campeón más joven en pista cubierta, en Birmingham, y después dio el gran salto a la fama con un registro de 8,83 en la Liga del Diamante en Roma, el más largo en 23 años.

 

4. Delfina Pignatiello, una genial chica normal

"Yo, ahora, no me creo Dios". De 19 años, la argentina Delfina Pignatiello se define como una chica normal, como "cualquiera" a su edad, que gusta de las redes sociales y, de vez en cuando, ir de fiesta con los amigos. Sin embargo, Pignatiello fue el fenómeno que revolucionó la natación en Lima-2019 con sus oros en los 400, los 800 y los 1.500 metros libre. Su nombre brilló por encima de todos, opacando al cinco veces campeón olímpico estadounidense Nathan Adrian. Tarareando mentalmente la música que escucha antes de saltar a las piscinas e inspirándose con videos de Michael Phelps, Pignatiello emergió como figura con vistas a Tokio-2020. "No tiene techo", dijo sobre ella su compañero en la selección argentina Santiago Grassi.


5. Luis Scola, ¿el último oro?

Sobreviviente de la generación dorada de Argentina que ganó el oro olímpico en Atenas-2004 y con diez años en la NBA, Luis Scola acudió a Lima-2019 con la obligación de ganar. "Veníamos a ganar", celebró el potente ala-pivot de 39 años. No falló y lideró a los suyos rumbo a un triunfo que simboliza el abrumador dominio que tuvo Argentina en deportes colectivos, con oros en fútbol, básquetbol, balonmano, rugby, sóftbol y voleibol masculinos y en hockey femenino y masculino. ¿Cierre perfecto a la carrera albiceleste de Scola? Aún no, pues el Mundial de baloncesto de China-2019 le espera del 31 de agosto al 15 de septiembre: "Aspiramos a jugar (en China) lo mejor posible".


6. Arthur Zanetti, ¿llegó el fin?

El brasileño Arthur Zanetti perdió algo más que el equilibrio cuando estaba suspendido sobre las anillas. Un detalle técnico, que provocó apenas un perceptible balanceo de las piernas, lo bajó del cajón más alto del podio. Al rey de las anillas se le cayó la corona panamericana en Lima.


Medalla de oro olímpica en Londres-2012, que lleva tatuada sobre las costillas, y plata en Rio de Janeiro-2016, el brasileño pagó con oro una inflamación en el hombro derecho, que luego explicó que le hizo perder fuerza. El gimnasta de 29 años se fue cabizbajo con su medalla de plata. Quizá, por su edad, no haya tiempo para tomarse revancha.


Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación