A mi Gente Digital


ACUERDO HISTÓRICO UE-MERCOSUR. SE POLARIZA LA CAMPAÑA CON EL KIRCHNERISMO POR ESTE TEMA.

El presidente cree que el acuerdo firmado servirá para contrastar su discurso aperturista frente a la posición aislacionista de Alberto Fernández.


En medio de la euforia que dejó el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, Mauricio Macri partió anoche de la cumbre del G20 en Japón con dos premisas básicas: avanzar en nuevos acuerdos comerciales y utilizar su estrategia de política exterior para contrastar con la fórmula kirchnerista en la campaña electoral.

Con una amplia sonrisa en su rostro y mucho optimismo en la comitiva oficial, Macri abordó en Osaka el avión que lo llevaba a Zurich para reunirse con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien le entregará el premio "Leave in Football".  Desde la sede mundial del fútbol, el Presidente regresará a Buenos Aires para emprender lo que en el gobierno llaman la "segunda etapa" del acuerdo UE-Mercosur.

En la práctica, esta etapa tendrá un juego local inmediato que es el de la campaña electoral y una estrategia diplomática que se dará en el plano de otros acuerdos de libre comercio del Mercosur con bloques como el EFTA, Japón e incluso China.

"Ellos (por Néstor y Cristina) implosionaron el Mercosur, no había manera de lograr un tratado en esas circunstancias", explicó Macri anoche a Infobae. De esta manera, el Presidente trazó el camino de lo que serán sus próximos pasos de campaña electoral: contrarrestar el discurso opositor que cuestionó el acuerdo UE-Mercosur frente a la política "aperturista" del Gobierno.

Es decir, se dará fuerte impronta al discurso de libre comercio e inserción global versus el esquema aislacionista que plantea el kirchnerismo.

En el momento de la toma de la foto de los líderes europeos, con Bolsonaro y Macri sonrientes en la cumbre de Japón por el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea, se conocieron las opiniones opositoras de Alberto Fernández, Fernando "Pino" Solanas y Axel Kicillof, entre otros.

Fernández cuestionó esa decisión entre el Mercosur y la Unión Europea al advertir que "no genera nada para festejar" sino "mucho para preocuparse". En el mismo sentido, Pino Solanas fue tajante: "es un día negro para los intereses nacionales". Mientras que Kicillof directamente calificó el acuerdo de "tragedia".

Bajo estas premisas, en el Gobierno se mostraron convencidos de que podrán usar ese discurso para polarizar aún más la campaña entre la fórmula Fernández-Fernández versus Macri-Pichetto.

También en el Gobierno consideran que este tipo de declaraciones acerca a los opositores a la posición proteccionista y cerrada que tiene Donald Trump desde Estados Unidos, un alineamiento en el que el propio espacio kirchnerista o de izquierda no se siente nada cómodo.

De hecho, Macri habló con el mandatario estadounidense en la cumbre del G20 sobre los beneficios del acuerdo comercial sellado en Bruselas y le expuso sus bondades para la Argentina. Trump sonrió, y no hizo comentarios al respecto.

Audio de ésta noticia

No hay comentarios en ésta noticia

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación