A mi Gente Digital


ABERRANTE. ABUELA DE 90 AÑOS LE CORTAN LA LUZ POR FALTA DE PAGO.

Edenor –la empresa de Marcelo Mindlin, el empresario preferido de Macri– decidió sacarle el medidor a una anciana de 90 años, luego de no poder pagar su última factura, de 26 mil pesos. Una vecina grabó el momento en que le cortaban el suministro.


El momento fue filmado por una vecina, que mostró cómo la jubilada miraba en silencio cuando los operarios de la empresa de electricidad, le cortaban la luz. Al parecer, su consumo había sido solo de 401 KW, lo que equivale a un poco más de $500 pesos. Pero por un error por el que nadie pudo responder ni solucionar, a la mujer le cortaron el servicio.

Desde el 2015 y con la llegada de Mauricio Macri al poder, las tarifas de los servicios aumentaron considerablemente. Solo en el caso de la electricidad, el aumento significó un 1500%.

Sin embargo, los aumentos se dieron sin una correlación con los salarios, lo cual en muchos casos provocó el cierre de negocios y casos como el de la jubilada, donde se volvió imposible pagar.

Estos señores se están llevando el medidor de una abuela de 90 años”, se escucha en el video. “¿De dónde 26 mil pesos?”, le preguntaban a los representantes de la empresa, que le quitaron el medidor a la mujer.

Recordemos que el dueño de Edenor, Marcelo Mindlin, fue quien compró la constructora Iecsa al primo de Mauricio Macri, Angelo Calcaterra, quien quería sacársela de encima para evitar conflictos de intereses en las obras públicas.

Audio de ésta noticia

Comentarios

  1. Comentarios
    Adriana 13/05/2018 - 19:29

    Una pregunta, no es muy joven para ser yerno???? Por mas que la sra haya quedado embarazada muy joven, digamos 17 años, la hija tendría que tener unos 74 años, digo!!!!!

Enviar comentario

Su email no será publicado, todos los campos marcados con * son requeridos - A mi Gente Digital no se responsabiliza por los comentarios de terceros, el sitio se reserva el derecho de aprobar o no el comentario

Su comentario ha sido enviado y puesto en la cola de validación